• Jorge Sanabria

Entendiendo la salvación

Actualizado: 1 de ago de 2020


En el día de hoy vamos a estar hablando bajo el tema: #Identidad somos salvos y vamos a dividir esta enseñanza en dos partes. Vamos a repasar las cosas que #Jesús hizo mientras estuvo en vida, para tener una mayor comprensión de lo que es la #salvación. En el próximo episodio, vamos a estar hablando de la salvación a profundidad; ahora sin más preámbulos vamos entrar al tema en el día de hoy.

Jesús: en su #vida, #crucifixión, #resurrección y #ascensión, nos enseñó cuatro facetas importantes. Que nos llevan directamente al resultado de su vida, qué es la salvación del #mundo por la #fe en nombre de Jesús. En su vida, nos modela como la vida en el #espíritu se ve y lo que es capaz de hacer. Importante establecer que el #Ministerio de Jesús en la tierra no dio inicio hasta después de que fue llevado por el #espíritusanto al #desierto para ser #tentado por el #diablo y que una vez las tentaciones finalizaron y Jesús salió victorioso sobre ellas la #Biblia enseña que bajó del desierto bajo el #poder del espíritu santo, así que todo el Ministerio de Jesús fue dirigido por el espíritu. Todas las cosas que Jesús hizo fue bajo el poder del espíritu santo, era por esta razón, que Jesús le enseñaba a sus #discípulos cosas mayores que estás, harán ustedes en mi nombre. Número uno porque ahora él iba a estar en el cielo y él le iba a ir directamente al #padre y número dos, porque el espíritu santo iba a estar en nosotros Así que cuando queremos ver como una vida en el espíritu debe verse y qué cosas somos capaces de hacer por el espíritu santo en nosotros. Es necesario mirar la vida de Jesús y tendremos entonces una visión Clara de cómo nuestra vida debería de verse.

En su #crucifixión Jesús pagó el precio por el pecado: Jesucristo se ofreció en sacrificio para que nuestros pecados sean perdonados Y no sólo los nuestros sino los de todo el mundo (#1Jn 2.2). Este versículo concuerda con la declaración de Juan el Bautista cuando ve a Jesús y dice he aquí el #corderodeDios que quita el #pecado del mundo. Para mí es increíblemente lamentable ver como todavía en la actualidad con la #revelaciónbíblica que #Dios está trayendo en su palabra, todavía hay personas que piensan que el pecado es el problema. Personas que piensan hoy, que el pecado es la razón por la que no se pueden relacionar con Dios. En el #AntiguoTestamento, antes de Jesús, este argumento sería verdadero; porque la #ley señalaba el pecado, pero era incapaz de hacer algo para eliminar el pecado, o anular la #naturalezapecaminosa del #hombre que se sentía atraída el pecado. Pero, Jesús en la #cruz quito todo el pecado del mundo Así que todos los que hemos creído en el poderoso nombre de Jesús y que de acuerdo con #romanos hemos hecho nuestra #profesión de fe el pecado no es el problema.

El pecado ya no tiene la capacidad para separarte de Dios, porque una vez tú entras bajo el #sacrificio de Cristo, siendo #lavadosconlasangre del #cordero, Dios te ve como si nunca hubiese es pecado. Es importante que entiendas esto, para que tu relación con Dios mejor y puedas venir #confiadamente ante el #tronodelagracia y puedas recibir las cosas que Dios quiere entregar en tu vida. Tú pecado, faltas y #debilidades no se interponen entre tú y Dios. Según vayas caminando y creciendo tu vida ira cambiando. Superando estas veras el cambio esperado. Pero Dios te llama donde Y como tú estás. Esa es la hermosura del Evangelio… ¡que Dios no te pide que tú subas hasta dónde El esta, sino que llegando él hacia ti se convierte en la fuente de tus fuerzas y creador los cambios.

Anulo la ley en contra nuestra y derroto al diablo: En #colosenses 2:14-15 leemos: anulando el acta de los decretos en nuestra contra, quitándola del medio y clavándola en la cruz y despojando a los principados y a las potestades los exhibió públicamente triunfando sobre ellos en la cruz. Está es otra circunstancia muy común en el día de hoy, personas obsesionadas con el #diablo y sus #demonios. Dónde quiera que miran ven al diablo, donde quiera que posan su mirada ven demonios, dondequiera que fijan sus ojos ven adversidad, dondequiera que miran ven maldad; pero, son incapaces de ver al dios de la gloria en sus días o su prójimo. Son incapaces de ver la bendición a su alcance o reconocer lo que Dios está haciendo en su vida, en la vida de los que los rodean o lo que Dios está haciendo en el mundo. Siempre en ataque… siempre en aflicción… siempre en opresión; viendo constantemente la mano de su enemigo y sin poder ver la poderosa mano de su Dios obrando a favor suyo.

Es increíblemente importante entender que estás #luchando con un #enemigo que ha sido derrotado. Sino lo haces entonces… cuando pierdes una #batalla, vas a pensar que perdiste la #guerra y la hermosura del #evangelio, es que no importa cuántas batallas pierdas en el camino jamás perderemos la guerra. ¡Está gana!... porque Jesús la ganó. El evangelio no se trata de lo que nosotros podemos hacer. Se trata de lo que Cristo hizo y esta disposición de todos. Nunca ha sido la intención de Dios padre que tú te enfrentes al diablo por ti sólo porque él sabe que eres incapaz de vencer al diablo o vencer la naturaleza caída (la #carne). Y por eso crea los medios para que tú puedas salir victorioso en esta batalla campal que llevamos como el mundo, el diablo y la carne. Este medio se llama Jesucristo. La Biblia dice que tenemos un enemigo, con mis palabras no intento decir que vamos a ignorar o pretender que no es real, no significa que le vamos a dar licencia para que operé en nuestras vidas mientras pretendemos que todo está bien. No es eso lo que me refiero, estamos llamados a enfrentarlo y resistirlo, pero no podemos vivir obsesionados en una persecución constante del diablo yendo de una conversación a otra diciendo el diablo esto o aquello. Le pregunto nunca hablado con estos hermanos. Siempre enfrentando algo diabólico, algo infernal, siempre están en pruebas, siempre están pasando por el crisol de malas a peores. La razón para esto es la obstinada obsesión con el enemigo de sus alma… y mientras enfocan su atención en eso, más se magnifica en su vida

Jesús crucificó, nuestro #viejohombre con el: Sabiendo esto que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él para que el cuerpo del pecado sea destruido a fin de que no sirvamos más al pecado (#Romanos 6.6). Bíblicamente hablando nuestra naturaleza pecaminosa, ha sido crucificada en Cristo. Entonces ¿porque cuando nos convertimos aparentemente nada conteste en nuestras vidas? Al próximo día nos levantamos y la vida continúa de igual manera. Continuamos pecando, continuamos fallando y continuamos practicando los mismos hábitos. La razón para esto es que la veracidad bíblica que va a traer libertad en estas áreas de nuestra vida, no nos ha sido revelada todavía y aunque en nuestro espíritu somos libres y legalmente el pecado no tiene control sobre nosotros. Todavía permanecemos bajo el engaño y la mentira y mediante estas cosas el pecado ilegalmente continúa operando en nosotros.

Puedes escuchar la enseñanza completa en palabra y presencia podcast, disponible en en la sección podcast en el menú principal y en todas las plataformas:

google: https://podcasts.google.com/feed/aHR0cHM6Ly9hbmNob3IuZm0vcy8xM2ZjOGYxMC9wb2RjYXN0L3Jzcw

Apple podcast:

https://podcasts.google.com/feed/aHR0cHM6Ly9hbmNob3IuZm0vcy8xM2ZjOGYxMC9wb2RjYXN0L3Jzcw

Siguenos y comunicate con nosotros en: facebook, instagram y twiter: palabra y presencia. No olvides suscribirte y mantenerte conectado para más estudios biblicos.




9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Manténgase conectado 

suscribase a la pagina