• Jorge Sanabria

HERIDOS EN SILENCIO

Actualizado: 7 abr


En la enseñanza de hoy. Vamos a estar hablando bajo el tema. #Heridos en silencio. En #Genesis 20 encontramos a #Abraham decir de #Sara su mujer es mi hermana. Esta es la segunda ocasión donde el #padre de la #fe. Se enfrenta ante una situación que lo expone al peligro y reacciona #controlado por sus #miedos. La #Biblia nos enseña y dice claramente que en el caso de Abraham, mentir o decir medias verdades era la forma de manejar el miedo en su vida.


Mas en el día de hoy o no vamos a estar hablando de #Abram y como manejar estos #conflictosnteriores. En el día de hoy quiero hablar de la otra parte de la enseñanza que casi no se escucha. Me gustaría hablar de dos mujeres de Sara y de #Rebeca, porque tanto Abraham como #Isaac manejan los miedos de la misma manera.


La Biblia no dice que Sara o Rebeca en ningún momento le dijeran algo a sus esposos por esta práctica que tenían. En dos ocasiones, una en #Egipto y la otra con #Abimelec Abraham estaba dispuesto a que su esposa #Sarah fuese tomada por otro hombre para que a él le fuese bien. Tenemos este versículo en Génesis veinte: Y habrán dijo de Sara su mujer es mi hermana. Entonces Abimelec rey de #Gerar envío y tomó a Sara. Retrocedamos en la historia, en Genesis 13, encontramos a Abraham diciéndole algo trágico a su esposa. "Di, por favor, que eres mi hermana para que me vaya bien, por causa tuya y para que yo viva gracias a ti". Y ahora tengo que preguntar ?cómo se habrá sentido Sara al ver a que su esposo estaba dispuesto a utilizarla como como un objeto al punto de estar dispuesto a tolerar que otro hombre tuviera intimidad con ella?

Cómo le afectó esto? Aun así, no encontramos en la escritura evidencia de reclamos o discusiones sobre el tema. Sara decide #Sufrirensilencio.


Esto me enseña hermano que las acciones de nuestra parte podrían estar afectando a nuestro conyugue... nuestras parejas. y ellos estarlo guardando en su corazón... heridos en silencio. Y si no prestamos atención a lo que esta sucediendo, si no prestamos atención a los cambios de conducta, sino prestamos atención al sutil cambio en sus hábitos, sino prestamos atención a lo que tan diciendo, Sino prestamos atención a estas cosas podemos pasar por alto que le hemos hecho daño a esa persona que Dios puso a nuestro lado. Podemos pasar por alto que nuestras acciones han afectado nuestras relaciones y todavía no nos hemos enteramos porque no hemos tomado el tiempo de hacer un alto y observar el comportamiento de nuestra pareja.


Las acciones de Abraham tuvieron un gran impacto en Sara. Las acciones del padre de la fe sembraron algo en su esposa. Sara tuvo que pasar no una sino dos veces por esta situación y en ambas ocasiones guardó silencio. Sin embargo, cuando progresamos en la historia y encontramos la conversación donde Dios le está hablando a Abraham sobre la #promesa encontramos a Sara a dudando. Las Acciones del hombre de Dios llevaron a Sara a dudar; la manera en que Abraham se había comportado y las repercusiones de su conducta no se estaban reflejando directamente hacia su persona, si no a la veracidad de Dios. Al ver como el hombre de Dios se comportaba, al ver la incapacidad del hombre de Dios para hacer lo que era correcto, Sara comienza a dudar de Dios y a cuestionar Su capacidad para cambiar las circunstancias. Es por eso que es Sara quien introduce a su esclava. Es la duda que cargaba la que le abre la puerta a #Agar porque Sara, después de ser afectada por la conducta de su esposo, tiene dudas en la capacidad de Dios para cambiar las circunstancias, porque en dos ocasiones su esposo, que era el hombre de Dios, ya se había comportado sin cambio.


No podemos ignorar que la incapacidad de Abraham para generar cambios, su conducta y manejo incorrecto de sus miedos había herido a Sara grandemente. Llevando todo esto en su interior, ahora duda de la capacidad de Dios para cambiar las circunstancias porque Sara estaba consiente de la promesa. Sara sabía que su esposo funcionaba como hombre, pero entendía que era estéril y como Dios, desde la perspectiva de Sara, había sido incapaz de generar cambios en Abraham; entonces era incapaz de cambiar sus su esterilidad. Y esta duda impulsa a Sara a traer a la carne a escena porque Agar tenía lo que ella le faltaba. Era la duda provocada por el daño que guardaba en silencio lo que la impulsaba a hacer algo en sus fuerzas que solo DIOS podía hacer.


Qué tan dañada están nuestras parejas por nuestras acciones? Que decisiones estarán a punto de tomar por nuestra incapacidad de cambiar, por la incapacidad de generar cambios en nuestro estilo de vida, en la manera erradica en que manejamos la circunstancias, la manera en que manejamos nuestras emociones... nuestros miedos, sea lo que sea, esas áreas donde somos incapaces de generar cambios están afectando a nuestra pareja.


Y es por esto que cuando Dios mismo está hablando con Abraham, y le dice El año que viene Sara tendrá un hijo ella se echa a reír de lo que Dios decía en Su misma presencia, mire el daño que las acciones de Abraham provocaron en Sara. Y ahora tenemos a Dios arreglando lo que Abraham había dañando, Dios estaba viendo lo que Sara estaba enfrentando. La lucha con la incredulidad y la herida que guardaba en silencio. Dios no solo veía la ofensa veía el daño, entonces Dios ignorando la ofensa trae una palabra para sanar a Sara y reforzar su fe y tal como Dios, así aconteció. A través de esto se le revela Sara como #elDiosdeloimposible.

Escucha la enseñanza completa en:

https://www.palabrapresencia.com/palabra-y-presencia-podcast/episode/76dcc389/heridos-en-silencio


4 visualizaciones0 comentarios