• Jorge Sanabria

SEGURIDAD EN LA SALVACIÓN



En el último episodio expusimos la introducción al concepto de la salvación. Mostrando bíblicamente la plataforma que Jesús creo para nosotros en su: #vida, #crucifixión, #resurrección y #ascensión. A modo de resumen: Cristo nos presentó en su vida como una vida en el espíritu debería verse, las cosas que una vida en el espíritu es capaz de hacer. En su crucifixión venció al diablo, terminó la ley y crucificó a nuestro viejo hombre. En su resurrección le puso punto final al problema de la muerte y abre las puertas para que el espíritu santo nos alcance, poniendo a nuestro alcance vida en el espíritu. En su ascensión nos delega la continuación de su obra aquí en la tierra. Siendo esta es la plataforma de las cosas que Jesús hizo y enseñó para llevarnos a un entendimiento más claro de lo que es nuestra salvación en Cristo Jesús.

Vengo de una #generación donde enseñaban que la salvación se ganaba y se perdía, presentando una salvación incompleta. Donde si te mantenias haciendo las cosas bien eras salvo, pero el día que fallabas la perdías. Entonces el pensamiento de haber perdido tu salvación inundaba tu mente. Creí esta mentira por 13 años de mi vida. Antes de cada ocasión que volvía a la adicción, caía en la trampa de cualquier otro pecado y entonces este pensamiento de que mi salvación se había perdido tomaba control de mi mente, en mi frustración y siendo engañado volvía automáticamente a la drogadicción. En el día de hoy vamos a estar hablando bajo el tema: Seguridad En La Salvación presentando evidencia bíblica que su salvación está segura en Cristo Jesús y a modo de adelanto en el próximo episodio vamos a estar hablando de la diferencia entre la #salvación y la vida.

Comencemos este estudio bíblico con los requisitos para la salvación. Lo encontramos romanos 10 versículo 9 al 10 el apóstol Pablo nos enseña que el único requisito para una persona experimentara salvación en su vida son: creer en el corazón y confesar con la boca. El versículo dice que si confesares con tu boca que Jesús es el señor y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos serás salvo, porque con el corazón se cree para #justicia pero con la boca se confiesa para salvación. Es importante clarificar que la repetición de estas palabras sería inoperante si la verdadera convicción en el corazón y no hablamos de tu corazón emocional, sino del corazón en tu espíritu. La confesión para ser efectiva, necesita el rendimiento de nuestro #derecho de #elección al decidir creer que Jesús es el Señor y accionar ante la convicción de que le necesitamos en nuestra vida. Es ese momento donde reconocemos que ya no podemos continuar viviendo de la manera en que estamos viviendo, que hemos estado viviendo erróneamente y somos incapaces de movernos en la dirección correcta para romper el ciclo en el que hemos entrado. Esta #decisión nos lleva al momento en que la confesión juntamente con la fe crean el puente que conecta la veracidad bíblica con nuestra vida y no solamente las palabras o repetición vana. Es importante comprender esto y no imitar las personas que pasan su vida evadiendo esta confesión, pensando tendrán la oportunidad de confesión justamente antes de su muerte. Eso es un #pensamiento peligroso, porque no sabemos como ni cuando la muerte nos sorprenderá y hemos demostrado que la repetición de la de las palabras no trae salvación sino la convicción en el corazón. Mientras pasa el tiempo más se endurece nuestro corazón y se resistirá vorazmente recibir a Jesús. Si estás en este punto en tu vida donde sabes que necesitas a Dios donde entiendes que no puedes continuar cómo estás viviendo te recomiendo que en esta hora hagas esta confesión que encontramos en #romanos 10 versículo 9 y 10 y confieses con tu boca que Jesús es el señor y lo creas en tu corazón. Esto es el requisito bíblico para la salvación: creer en tu corazón que Jesús es el señor y confesar con tu boca lo que Cristo hizo en la cruz del #Calvario.

Tras la #confesión, en el mundo espiritual acontece una transacción: donde de ser un esclavo en las manos de Satanás, la sangre de Cristo paga la deuda y la transición al reino de los cielos toma lugar llevándote a tu nuevo Señor, Jesús y a tu Dios el padre celestial. La Biblia dice que somos sellados con el espíritu: gracias a Cristo también ustedes que oyeron el mensaje de la verdad la buena noticia de salvación y abrazaron la fe fueron sellados como propiedad de Dios con el espíritu santo que él había prometido (#Efesios 1.13).

En la en la ciudad de #Corinto, una ciudad de mercadeo. Uno de los mercados que tenía eran los troncos de madera. Encontrados flotando en un vasto canal de agua y entonces las personas llagaban al lugar a inspeccionar estos troncos y cuando veían una pieza que era de su agrado (cada mercader tenía un sello único que lo distinguía de los demás). Entonces tomaban el sello y lo estampaban en la pieza como un compromiso de que esa pieza le pertenecía y nadie más podría comprarla. De igual manera cuando declaramos nuestra profesión de fe la deuda es pagada, acontece una transición de #dueño y como evidencia #sellados con el #espíritusanto para que de esta manera cuando el #diablo y sus #demonios vengan vean el sello que ha sido puesto en nosotros y entiendan que pertenecemos a otra persona y dueño. Enviando un mensaje claro: que tú no eres parte de su lote, sino que tú fuiste #comprado y el #precio por ti ha sido pagado.

Jesús se presentó como sacrificio por nuestros pecados una vez y para siempre y leemos en la palabra lo que sigue: porque Cristo no entró en un lugar Santo hechos por manos una representación del verdadero sino en el mismo cielo para presentarse ahora en la presencia de Dios por nosotros y no para ofrecerse a sí mismo muchas veces como el sumo sacerdote entra al lugar santísimo cada año con sangre de otra manera me hubiese sido necesario sufrir muchas veces desde la fundación del mundo pero ahora una sola vez en la consumación de los siglos se ha manifestado para destruir el pecado por el sacrificio del mismo (#Hebreos 9.24-26).


Es importante entender donde Cristo se presentó como #sacrificio por el pecado del mundo. Si usted lee su Biblia cuando Cristo resucitó las mujeres salen a la tumba en esta noche y se les aparece Jesús le dice: no me toques porque aún no he subido a mi Padre (Jn 20.17). En este momento del relato bíblico, el Maestro poseía un cuerpo resucitado, sin ser glorificado todavía. Lo que significa que aquello que #Jesús hizo en la tierra lo estaba cargando en el momento de su resurrección y cuando es ascendido este sacrificio es realizado el mismo cielo. Debemos entender que hay dos tiempos distintos funcionando todo lo que vemos debajo del sol según Eclesiastés capítulo 3 tiene si tiene su: tiempo y hora; todo lo que nace debajo del sol pasa por el proceso de: #nacer, #crecer, #envejecer y #morir.#Dios se mueve en el plano eterno, la diferencia en #tiempos es crucial para la presentar Su obra ante el #Padre celestial.

Cuando #Cristo se presenta en el lugar santísimo, en el cielo (en la eternidad) como la #ofrenda y #expiación de nuestros #pecados; erradico el pecado desde el principio hasta el final. En la eternidad no encontraremos: presente, pasado ni futuro; todo se encuentra claramente presente ante la presencia de Dios. Es por eso que Dios tiene la capacidad de verte cuando estás en Jesús como si no hubieses pecado y permaneciendo en este sacrificio siempre vas a ser visto de esta manera.


Escucha la enseñanza completa en: google podcast: https://podcasts.google.com/feed/aHR0cHM6Ly9hbmNob3IuZm0vcy8xM2ZjOGYxMC9wb2RjYXN0L3Jzcw

Apple podcast:

https://podcasts.google.com/feed/aHR0cHM6Ly9hbmNob3IuZm0vcy8xM2ZjOGYxMC9wb2RjYXN0L3Jzcw

y en casi todas las aplicaciones. Siguenos en facebook, instagram y twitter: Palabra y Presencia. Gracias por visitar la página e invertir tu tiempo. No olvides suscribirte, hasta luego.

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Manténgase conectado 

suscribase a la pagina